sábado, abril 27, 2013


Andaba Casimiro por la calle, repleto de vendas, con la pierna enyesada, con el brazo en cabestrillo, con hematomas hasta en el carnet de identidad, cuando se tropieza con su amigo Venancio.
- ¡Pero Casimiro! ¿Qué te ha pasado? ¿Has tenido un accidente?
- ¿Uno? Mira: primero me atropelló una bicicleta; cuando ya me levantaba, me arrolló un coche; al cabo de unos segundos, me pasó un caballo por encima...
- ¿Pero qué dices? ¡Esto es imposible!
- ¿Imposible? Pues si no llegan a parar el tiovivo, ¡me atropella un camión de bomberos!

0 comentarios:

¿UN DONATIVO?